martes, 23 de octubre de 2012

Películas ''con arte'': ‘Midnight in Paris’ Woody Allen

Esta película resulta muy especial para Elefante elegante, por eso quiere dedicarle una entrada en este maravilloso blog:
Portada de la película 'Midnight in Paris'
Para comenzar, en la portada ya podemos ver una clara referencia directa al arte: la pintura de Vicent Van Gogh y su obra ''La noche estrellada''

«pero es que ustedes son surrealistas, yo soy normal»

 Woody Allen lleva al protagonista de la película (un guionista de Hollywood que intenta debutar como escritor) al París de los años ’20, donde se producirá un desfile de personajes que son famosos ahora, pero que entonces no eran conscientes de su futuro. Cada nueva aparición de estos artistas sorprende, constituyendo así el aliciente mayor de la película que basa su efectividad en estas reencarnaciones y en el efecto que ellas producen en su protagonista y en los espectadores.


Una noche, mientras el protagonista pasea por el barrio Latino, empieza a soñar con los felices años 20 y todo cambia: con las campanadas de medianoche, un coche le invita a un paseo por el París de aquella época. El protagonista conoce a una serie de personajes famosos de la historia (como Hemingway o Picasso), pero la aparición que más captó mi atención fue la de Salvador Dalí encarnado por Adrien Brody.

Salvador Dalí
Adrien Brody interprentando a Dalí







Expresa una cómica escena en la que Dalí insiste con la visión de un rinoceronte en medio de una conversación con varios artistas y el protagonista. Esta doble visión hace referencia a las dos mujeres de las que el protagonista está enamorado, su prometida ''la de la realidad'' y Marion Cotillard (ficción). Y es en este momento donde aparece la famosa frase de esta película ''pero es que ustedes son surrealistas, yo soy normal''



Midnight in Paris es una película paradójica: representa una cómica visión de la vida bohemía de París de los años 20, con intelectuales de pacotilla y locos artistas representándolos sin miedo al ridículo. De esta manera Woody Allen representa este Surrealismo en la película con sus incoherentes matices a la hora de presentar a un nuevo personaje. Esto hace que la película esté repleta de contradicciones y locuras; lo que resulta verdaderamente sensacional.


Woody Allen ha tenido la capacidad para representar la grandeza de lo elemental y la principal virtud que tiene esta película es hacer de lo difícil lo sencillo. Esto lo consigue representando de una manera muy optimista el amor; el protagonista se enamora de una mujer que no es real (Marion Cotillard), el artista mezcla también la realidad con la ficción consiguiendo resultados extraordinarios.

espero que os haya gustado,

Elefante elegante




2 comentarios:

  1. La película es encantadora se mire por donde se mire. Si quieres es un Allen menor, pero que uno no debe perderse. A mí también me gustó y la escena de Dalí es antológica. De todos modos, la película tiene una reflexión sobre la necesidad de no vivir en otra época y sobre lo importante que es disfrutar del tiempo que te ha tocado, que merece la pena considerar.

    ResponderEliminar